amazon

Con un peso inferior al de un libro pesado, una batería de larga duración y una pantalla sin luz que ofrece una experiencia de lectura similar a la del papel, los lectores electrónicos se han convertido en una de las plataformas preferidas para leer libros digitales.

Aunque hace varios años que pueden adquirirse en las tiendas españoles, en los últimos meses, la oferta de dispositivos se ha multiplicado y, sobre todo, ha bajado de precio, aunque siguen siendo populares algunos modelos más costosos, como el Sony Reader o el Papyre que comercializa Grammata.

“Es el regalo de las Navidades, lo que más se está vendiendo. El año pasado ya lo fue, pero sobre todo este año”, afirmó Miguel López, del centro comercial francés de discos y libros Fnac.

Este año, el desembarco en España de la tienda online Amazon, que fabrica el lector electrónico más vendido en el mundo, el Kindle, por 99 euros, viene a sumarse a las propuestas de la cadena española de librerías Casa del Libro o la propia Fnac, que comercializan su propio dispositivo, el Tagos y el Libro Electrónico Fnac, a 119 y 129 euros, respectivamente.

Redacción (Agencias)