Adele, que sacó su segundo álbum a principios de año, ha conseguido vender 3,4 millones de copias, con lo que supera al álbum “Back To Black” de la fallecida cantante británica Amy Winehouse.

El disco de Winehouse necesitó cinco años para situarse con un total de 3,3 millones de ejemplares vendidos, si bien parte del éxito respondió al incremento de ventas tras su prematura muerte a los 27 años el pasado julio.

Desde su publicación, “21” se ha mantenido entre los diez discos más vendidos y recibió la semana pasada seis nominaciones a los premios Grammy, entre ellos mejor álbum del año.

Redacción (Agencias)