Este estudio, realizado con motivo de la celebración de este sábado 19 de noviembre del Día Mundial del Baño, revela que los europeos no tiene inconveniente en abandonar un establecimiento si este no se encuentra en buenas condiciones higiénicas.

Además, el barómetro arroja conclusiones como la de que los europeos califican a los pubs como los locales más sucios, mientras que los restaurantes nocturnos gozan de la mejor reputación en cuanto a limpieza se refiere. En el medio de la tablan quedan las cafeterías, que les parecen defientes higiénicamente a más de la mitad de los europeos.

Más llamativo es aún el dato de que los europeos no se fían de un restaurante si el cuarto de baño no está limpio, ya que pierden la confianza en el buen estado de la cocina. De la encuesta se extrae que, tras el cuarto de baño de casa, el más deseable para ser utilizado es el del puesto de trabajo.

Redacción (Agencias)